¿Qué tipo de transporte necesita nuestra ciudad?

Según el último estudio de Satisfacción de los usuarios con los operadores del Transantiago, elaborado en 2015 por el Directorio del Transporte Público Metropolitano (DTPM), los pasajeros califican al servicio y sus recorridos con una nota entre regular a mala.

“Por lo general, los pasajeros tienden a preferir viaje directo desde el origen hasta el destino, evitando los transbordos. El concepto “ONE SEAT RIDE” se basa en que el pasajero elegirá aquel medio que le proporcione menos transbordo y un mayor confort, sobre todo si el viaje es largo”

Por: Fabián Figueroa, Trenes para Chile 2030 para delogistica.com, 24/05/2016

El resultado anterior está principalmente relacionado a falencias tales como la detención en paradas, regularidad, aseo en las máquinas y la circulación de buses vacíos en algunos horarios, reflejando así un aumento en la baja calidad del servicio en general.

Por otro lado, y desde el punto de vista del operador, el escenario obliga cada vez más a operar con una capacidad sobredimensionada y con altas exigencias que repercuten en una gestión de flota orientada a la alta frecuencia, significando un aumento en los costos operacionales y dificultades en las labores de mantenimiento tanto de los vehículos como de la infraestructura.

Frente a esto, no es de extrañar que hoy en día Santiago experimente una alta tasa de crecimiento del parque automotriz, lo que conlleva incluso a una menor disponibilidad de la infraestructura y refleja la real falta de medidas atractivas para incentivar el uso del transporte público, especialmente en cuanto a calidad y medidas de confort para el usuario.

Viajes directos sin trasbordos o “One Seat Ride”

Por lo general, los pasajeros tienden a preferir un solo viaje directo desde el origen hasta el destino, evitando los transbordos, o bien, con la menor cantidad posible de transbordos. Así el concepto “ONE SEAT RIDE” se basa en que el pasajero elegirá aquel medio que le proporcione menos transbordos y un mayor confort, sobre todo si el viaje es largo. Lo anterior puede explicar en parte el sentimiento nostálgico hacia el sistema antiguo (“las micros amarillas”), el que pese a tener series deficiencias de calidad, le permitía al pasajero llegar desde su casa hasta su lugar de trabajo en un solo viaje.

Una ventaja de los sistemas de trenes suburbanos es que permitirían realizar viajes de mediana y larga distancia de manera rápida y con un mayor confort, pues los trenes de este tipo se diseñan con una mayor cantidad de asientos debido a que los viajes son más distantes y en algunos casos más largos.

El verdadero aporte del tren en nuestra ciudad será diferenciarse de los defectos que hasta el día de hoy adolecen el Metro y Buses (Transantiago), sólo si es capaz de llevar al pasajero lo más cerca de su destino en un solo viaje. Una creciente red de metro debe conectarse eficientemente con las líneas ferroviarias suburbanas proyectadas para paliar, en parte, las actuales deficiencias y el intento de re-encantar a los usuarios con el transporte público.

Publicado en inicio, Opiniones, Transporte Público | Deja un comentario

Puerto Valparaíso reactiva uso de ferrocarril para operar contenedores en sus terminales

Retorno de operación contenedorizada en modo ferroviario a Valparaíso y sus concesionarios ha sido propiciada por el trabajo coordinado entre el Ministerio de Transportes, Grupo EFE y EPV.

El propósito es consolidar servicios logísticos en ferrocarril, de cara al futuro Terminal Intermodal que impulsa EPV

Por: Puerto Valparaíso, 16/05/2016

Un importante hito para la logística del sistema portuario de Valparaíso se concretó esta semana con la reactivación de los servicios ferroviarios en Puerto Valparaíso, y que significó, por primera vez en cinco años, la atención y recepción de una treintena de contenedores de exportación a través de los terminales porteños.

Si bien el puerto, a través de un trabajo que se realiza en la Estación Intermodal Ferroviaria del Puerto de Valparaíso, mantiene la atención permanente de carga fraccionada –fundamentalmente minera- que arriba al puerto en tren, la activación de la transferencia de carga contenedorizada en el modo ferroviario se erige en un hito importante, de cara al futuro proyecto de Terminal Intermodal Ferroviaria Yolanda que la empresa portuaria se encuentra impulsando para los próximos años.

La operación que se concretó esta semana implicó una intensa coordinación previa entre EPV y Grupo EFE atendiendo la meta de incrementar la transferencia ferroviaria de carga impulsada por el Ministerio de Transportes (MTT). El hito además involucró la labor de Aduana, los terminales TCVAL y TPS, FEPASA y significó el traslado nocturno de contenedores de la empresa Carozzi entre Santiago y Valparaíso, y su posterior descarga en el Terminal 2, para luego trasladarlos al Terminal 1, donde fueron embarcados.

De acuerdo a lo indicado por los distintos actores, se espera en el corto y mediano plazo ir consolidando servicios permanentes a través de Puerto Valparaíso, en áreas como carga fraccionada, cabotaje para navieras y carga pesada.

“Hoy estamos trabajando con el fin de incrementar la participación del modo ferroviario en la transferencia de carga a través de nuestros terminales, por lo que la reactivación de este servicio ferroviario con contenedores de exportación es el resultado de la gestión conjunta de la comunidad logística y portuaria de Valparaíso, junto a Grupo EFE y el MTT. Además, este hito representa la confirmación del compromiso que tenemos con la diversificación del transporte terrestre del puerto”, relevó Carlos Vera, gerente de logística de EPV, quien añadió que “esto contribuye al desarrollo logístico del puerto”.

En tanto Ricardo Silva, gerente general de Grupo EFE, quien ha sido parte activa en las gestiones para reponer servicios ferroviarios en Valparaíso, destacó que “el regreso del ferrocarril para el transporte de contenedores al Puerto Valparaíso es un hecho muy relevante para el modo ferroviario. Pero más aún, es una tremenda noticia para la cadena logística de nuestro país”.

“Hoy nuestra empresa enfrenta el gran desafío de ampliar la presencia del modo ferroviario en el transporte de carga como una respuesta a las necesidades de Chile en el desarrollo de su cadena de logística, tan necesaria para alentar su crecimiento productivo. De esta forma esperamos llegar a transportar cerca de 20 millones de toneladas de carga el año 2020 y, en ese esfuerzo, el logro que hemos obtenido junto al Puerto Valparaíso es crucial, pues se trata de una labor que nos aúna y en la que también hemos contado con el apoyo del Servicio de Aduanas, las empresas a cargo de los terminales concesionados, nuestros porteadores de carga y los operadores logísticos”, agregó el ejecutivo de EFE.

VENIA MINISTERIAL

La noticia también fue recibida de buena forma en el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones. En ese sentido, Alexis Michea, coordinador del Programa de Desarrollo Logístico de dicha cartera, indicó que “es una muy buena noticia que Valparaíso revitalice el transporte de carga vía ferrocarril, porque le permitirá diversificar su matriz de transporte terrestre. Así también, le facilitará el transporte de ciertas cargas de alto peso específico que hacen exceder el peso por eje de los camiones, pero que el ferrocarril si soporta”.

Según Michea, en el marco de la política de transporte hacia y desde los puertos, el ferrocarril concentra varios méritos que se deben atender: “primero, permitirá liberar nuestras carreteras de una fracción significativa del flujo de carga; en segundo término, se logrará por esa vía evacuar grandes volúmenes en cortos períodos, en la medida que crezcan el tamaño de las naves y de los lotes de carga de importación; por otro lado, el ferrocarril operando grandes volúmenes de carga, logra tarifas muy competitivas, y finalmente, aportará a reducir la contaminación”.

Claudio González, gerente general de FEPASA, empresa que prestó el servicio de traslado para los contenedores, destacó también el hito. “Estamos atendiendo a solicitudes del mercado, respecto a reactivar el modo ferroviario en Puerto Valparaíso. Nos hemos coordinado para retomar este servicio; y en ese sentido es una gran responsabilidad lograr mantener un servicio adecuado que permita sostener en el tiempo la satisfacción de los actores involucrados”.

AL FUTURO

Carlos Vera coincidió respecto al desafío de mantener un estándar de servicio que posibilite consolidar al ferrocarril como alternativa de transporte. “A medida que los operadores ferroviarios puedan satisfacer las necesidades de exportadores e importadores, otorguen mayor seguridad y fiabilidad, trazabilidad y eficiencia operacional a una tarifa competitiva, creemos que sin duda el tren se transformará en una alternativa permanente para el transporte de carga en Valparaíso”, agregó.

En ese sentido, según destacaron desde EPV, cobra relevancia los esfuerzos que impulsa el Estado con miras a concretar un tren de carga y pasajeros entre Valparaíso y Santiago, además de la Terminal Intermodal Ferroviaria que la propia portuaria proyecta concretar en el próximo lustro en el sector de Yolanda.

“Conforme aumente la demanda por el tren de carga se requerirá de una infraestructura especializada en la atención del modo ferroviario, por tanto el futuro proyecto de Terminal Intermodal permitirá contar con una infraestructura capaz de mover grandes volúmenes de carga, consolidando un sistema portuario más eficiente y competitivo, integrado a la red ferroviaria nacional, amigable con la ciudad, el medioambiente y las personas que la habitan y la visitan”, agregó Vera.

“Hemos avanzado con mucha decisión en el objetivo fijado en el Plan Nacional de Desarrollo Portuario que impulsa el MTT y que entre sus principales objetivos busca que el 30% de la carga portuaria sea transportada por medio del ferrocarril. Se trata de una meta que busca acrecentar la participación del modo ferroviario con la convicción de que esta mayor presencia establece mejores soluciones logísticas para Chile. Eso, sumado a una administración portuaria eficiente, establece mejores condiciones para el desarrollo productivo. Por ello, nos parece importantísimo aumentar nuestra presencia en el ámbito portuario, aportando además las externalidades positivas del modo ferroviario”, finalizó Ricardo Silva, titular de Grupo EFE.

Publicado en inicio, Prensa | Deja un comentario

Estudio afirma que tren rápido entre Santiago y Valparaíso es factible

Viaje se realizaría en menos de una hora, el pasaje costaría entre 6 mil y 8 mil pesos y habría salidas cada 15 minutos

Por: Cristián Rodríguez, El Mercurio de Valparaíso, 10/05/2016

El año 2017 podría iniciarse los estudios de ingeniería

Entre 41 y 54 minutos podría demorar un viaje entre Santiago y Valparaíso a bordo de un tren rápido. Así lo afirmó el estudio de prefactibilidad que la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE) y el Gobierno Regional (Gore) encargaron a finales de 2014, y que entre sus conclusiones indica que el proyecto es factible técnicamente.

En total, los consultores Consorcio Geocontrol, Ardanuy y CIS Asociados Consultores en Transporte S.A. diseñaron seis alternativas diferentes, que, además del transporte de pasajeros, incluye el traslado de carga -principalmente de contenedores- proveniente del puerto de Valparaíso.

Para el caso de los pasajeros, en el estudio se propusieron tres diferentes corredores ferroviarios. El primero establece la construcción de un trazado (paralelo al existente) entre Santiago y Til Til, para luego desviarse con dirección hacia el norte y terminar en Viña del Mar. Allí se construiría una nueva estación intermodal, que permitiría el intercambio entre los pasajeros del tren rápido y los de Metro Valparaíso.

La segunda alternativa consta de una línea férrea en paralelo a la Ruta 68 y que se conecte con Placilla y Quebrada Verde, para luego terminar en la Estación Puerto. En este caso se construiría un túnel cercano a los ocho kilómetros para el último tramo.

Y el tercer corredor corresponde a un trazado también en paralelo a la Ruta 68, pero sólo hasta la comuna de Casablanca. De allí se desviaría hacia el norte, pasando por Villa Alemana y Quilpué, terminando en la Ciudad Jardín.

Tanto para el diseño de las alternativas de pasajeros como la de transporte de carga, el estudio consideró que a futuro se implementará de manera parcial el Puerto de Gran Escala en Valparaíso y que Metro Valparaíso extenderá su servicio hacia Quillota y La Calera.

El tiempo de viaje, la frecuencia de las salidas y el valor del pasaje fueron algunas de las variables que se tomaron en cuenta durante la elaboración del estudio de prefactibilidad.

Sobre el primer aspecto, el tiempo dependerá de la dirección en que se dirija el tren y la alternativa escogida. En este caso, el viaje más rápido sería desde Santiago hacia Valparaíso, a través de la Ruta 68, y demoraría sólo 41,5 minutos. La velocidad media del trayecto sería de 160 kilómetros por hora (km/h). En sentido contrario, desde el Puerto a la capital, tardaría casi 50 minutos debido al aumento de la pendiente.

Los minutos variarán, además, en base a la composición de los trenes. Por ejemplo, los 41,5 minutos se lograrían con la operación de un tren simple, que podría transportar a 558 pasajeros. La otra alternativa que se establece es la de un tren con composición doble, capaz de trasladar a 1.116 personas. En este caso, en la misma dirección y por el mismo trazado, el viaje demoraría 49,5 minutos, a una velocidad promedio de 142 km/h.

En cuanto al valor del traslado, se estableció que durante 199 días del año -considerados como temporada baja- el pasaje costará $6.000, mientras que para el resto del año (166 días; temporada alta), tendrá un valor de $8.000 mil. Lo anterior, a objeto de que en 20 años de operación se pueda recuperar lo invertido.

Respecto a ello, las alternativas 1, 2 y 3 tienen un inversión de US$ 2.450 millones, US$ 2.810 millones, US$ 3.144 millones, respectivamente. Esto, debido a que en las dos primeras alternativas se establece un trazado compartido, vale decir, un corredor mixto entre los pasajeros y la carga. “Las alternativas conjuntas de pasajeros y carga son más rentables a nivel económico que las vías independientes para tráficos separados”, indica el estudio.

Al igual que los otros servicios de trenes o metro, los intervalos dependerán de la alternativa por la que se inclinen, los horarios y los días. Sin embargo, en la mayoría de los trazados se establece una frecuencia de 15 minutos en horario punta y día laboral, y de entre 20 y 30 minutos durante los fines de semana.

En cuanto a la demanda, el 100% de los usuarios de buses y el 44% de quienes viajan en vehículo son considerado como potenciales pasajeros. Por lo mismo, se establece que para el 2026 se podría superar los 30 millones de viajes anuales. Según indica el estudio, ese año podría entrar en operación el servicio, siempre y cuando los estudios de ingeniería se realicen durante el 2017 y 2018, para que así las obras puedan comenzar en 2020.

Si bien el seremi de Transportes, Mauricio Candia, señaló que aún es temprano para entregar una opinión de manera categórica, aseguró que sería una excelente alternativa que el servicio acaparara a los usuarios de vehículos particulares.

“El que los principales usuarios del tren rápido sean usuarios de transporte particular está en concordancia con los objetivos de este gobierno y de este Ministerio, en relación a ofrecer más y mejores opciones de transporte público seguro, eficiente, moderno y al alcance de la ciudadanía”, sostuvo el seremi.

NÚMEROS CLAVES

41,5 minutos Es el menor tiempo que podría demorar un viaje desde Santiago hacia Valparaíso, a través del trazado que va en paralelo a la Ruta 68. En sentido contrario sería de casi 50 minutos, debido a la considerable pendiente.

$6.000 Es el valor que tendría cada tramo en temporada baja, es decir, en 199 días del año. Para la época de mayor demanda subiría a $8 mil.

15 minutos En horario punta, los trenes podrían iniciar su viaje cada 15 minutos. La frecuencia variará dependiendo de la mejor alternativa, el horario y los días de la semana.

INICIATIVA PLANTEA “GRANDES DESAFÍOS”

Para el consejero regional (core) Manuel Millones, que el estudio haya arrojado que el proyecto es rentable y factible obliga a “plantearnos grandes desafíos en la planificación y ordenamiento del territorio”. Por lo mismo, aseguró que “es hora de que tengamos un trabajo más coordinado con el gobierno regional metropolitano, ya que esta posibilidad de contar con un sistema de transporte ferroviario implica una cambio sustancial a ambas regiones en su estrategia de desarrollo, y hay que prepararnos para ese escenario”. Lo anterior, al asegurar que se deben tomar los resguardos necesarios a objeto de no transformar a la región “en el dormitorio de Santiago”.

US$ 2.410 milloneses el valor de la alternativa más económica, que establece un trazado desde Santiago hasta Til Til, que luego se desvía hacia el oeste en dirección a Viña del Mar, lugar donde concluye.

2026 es el añoen que podría entrar en operación el servicio, siempre y cuando se obtengan los recursos para su implementación. Obras podrían demorar entre cuatro y seis años.

1.116 pasajerospodría transportar cada tren en composición doble. Cabe recordar que un viaje desde Santiago hasta Valparaíso podría demorar sólo 41,5 minutos.

Publicado en inicio, Prensa | 3 Comentarios